¿Fotografía análoga? Sí, ¡la digital!

¿Fotografía Análoga? Sí, ¡la digital!

 

Hace no mucho tiempo, antes de que la electrónica digital se apoderara del mundo de la creación de imágenes, a la fotografía se le llamaba así, fotografía, a color o blanco y negro pero sólo fotografía. Hoy con las nuevas tecnologías se habla de fotografía digital y, cuando se usa película, de fotografía análoga. Pero … ¿porqué análoga?¿Es correcto el término?… Yo afirmo que no, no lo es y voy a dar mi versión.

Para empezar, veamos cuál es la definición de la palabra análogo en el diccionario:

análogo, análoga
adjetivo
Que tiene analogía o similitud con una cosa.
“la implantación de la informática ha tenido efectos análogos a los de una revolución industrial; los hechos fueron interpretados de forma análoga por los distintos encuestados”
sinónimos:    parecido, semejante, similar

Y cuál es la definición de digitalizar:

digitalizar
verbo transitivo
informática
Convertir una magnitud física, un texto o una señal analógica en una representación digital.
“un escáner puede digitalizar una fotografía y convertirla en un archivo de imagen”

Me parece que si análogo es sinónimo de similar, a alguien se le hizo muy natural hacer  una analogía con lo que sucede con la música, dónde a un disco de acetato LP se le denomina como música análoga y a un CD como música digital, por consiguiente también sería válido para la fotografía, ¿no? … ¡pues no!
Pero… ¿Por qué la música también de repente se convierte en análoga?

Revisemos un concepto técnico que se usa mucho en ingeniería eléctrica y electrónica cuando se quiere, por ejemplo, medir un fenómeno físico y tomemos el caso del sonido. La música, que es sonido, un fenómeno físico, para capturarla y guardarla se le tiene que convertir en algo diferente que se pueda manejar y almacenar,  en este caso en una señal eléctrica. Un micrófono nos sirve para capturar el sonido y convertirlo en señal eléctrica. A esta señal eléctrica se le conoce como señal análoga, no tanto por ser continua sino porque representa y se comporta de acuerdo al fenómeno físico que le da origen. Antes de la era digital, era la señal análoga la que se usaba directamente, bueno, después de cierta manipulación electrónica, para guardarse en los medios magnéticos como cassettes o cintas ó para crear los discos de acetato, y por eso a la música reproducida por esos medios se le conoce como música análoga. Hoy, para crear un CD o un archivo digital de música, lo que se hace es digitalizar la señal análoga y es esa señal análoga digitalizada la que se usa para hacer CDs, guardarla en medios magnéticos como el disco duro de la computadora o en dispositivos de estado solido. Nótese que en ambos casos la música se transformó en una señal, análoga o digital, para poder reproducirla, de ahí que se pueda hablar de música análoga o digital dependiendo de la señal de origen que la produzca.

Cabe mencionar que estamos hablando de sistemas de reproducción de música no de la música de origen o, ¿a oído usted hablar de un concierto de guitarra análoga, un piano análogo o algo por el estilo?.

Regresando a la fotografía, cuando enfocamos un sujeto y apretamos el disparador, la luz que recibe la película no se transforma en señal alguna pero sí modifica la estructura química del material fotosensible. El proceso de revelado y fijado sirve para dejarnos ver como fue afectado el material expuesto permitiéndonos ver así la imagen formada.
En este caso fue directamente la luz la que afectó la película, no existe una transformación de la luz en una señal análoga, mucho menos digital, de ahí que, fotografía, el nombre con que se bautizó a éste fabuloso método para crear imágenes es exacto, y como todos sabemos tiene su origen de las palabras griegas photos (luz) y graphos (escritura), es decir escribir con luz. Insisto,  no hay una señal análoga de por medio.

En la fotografía digital sucede algo similar que en la música. La luz capturada se transforma en una señal eléctrica por medio de un sensor, señal que posteriormente es digitalizada y tratada para volver a reconstruir la imagen.

En los casos de la música y la fotografía digital se usa siempre el mismo dispositivo de captura una y otra vez, algo que no es posible con los materiales fotosensibles porque una vez expuestos sufren un cambio permanente (no conozco a nadie que use para todas sus fotos el mismo pedazo de película).

Entonces, si en la fotografía tradicional con película -u otro material fotosensible- no existe una señal análoga de por medio y es solo la luz la que hace la imagen… ¿Tiene sentido llamarla fotografía análoga?, por lo anterior yo afirmo que no y el llamarla así es un disparate.

Juan Carlos Franco Toriz